Necesito información

El siguiente es un fragmento de:

La diabetes y los suplementos dietéticos en detalles

Ácido alfa lipoico

El ácido alfa lipoico es un antioxidante (una sustancia que posiblemente proteja contra el daño celular). Los estudios han examinado los efectos de los suplementos de ácido alfa lipoico para las complicaciones de la diabetes.

  • Un estudio clínico en 2011 con 467 participantes con diabetes de tipo 2 descubrió que los suplementos de 600 miligramos de ácido alfa lipoico diarios no prevenían el edema macular diabético, un trastorno de los ojos que causa visión borrosa.
  • En un estudio clínico en 2011 con 102 personas que tenían diabetes de tipo 2, el ácido alfa lipoico y los suplementos de vitamina E ingeridos de forma separada o combinada no mejoraron los niveles de colesterol ni la respuesta del cuerpo a la insulina.

Inocuidad

Las dosis altas de suplementos de ácido alfa lipoico pueden causar problemas gastrointestinales.

Cromo

Presente en muchos alimentos, el cromo es un mineral esencial presente naturalmente en pequeñas cantidades (oligoelemento). Si su dieta incluye muy poco cromo, el cuerpo no podrá utilizar la glucosa eficientemente. Los estudios, que incluyen una revisión sistemática, hallaron pocos o ningún beneficio del consumo de suplementos de cromo para controlar la diabetes o reducir el riesgo de tener diabetes. Muchos de los estudios en la revisión mencionada fueron de poca escala o de calidad no muy alta.

Inocuidad

Los suplementos de cromo pueden causar dolores e hinchazón estomacales y se ha informado de algunos casos de daños renales, problemas musculares y reacciones en la piel debido al consumo de altas dosis.

Suplementos de hierbas

No hay pruebas contundentes de que los suplementos de hierbas ayuden a controlar la diabetes o sus complicaciones.

  • Los investigadores descubrieron algunos riesgos y no hay beneficios claros del consumo de canela para las personas con diabetes.
    • Una revisión sistemática en 2012 de 10 estudios aleatorizados no recomendó el uso de la canela para la diabetes de tipo 1 ni la diabetes de tipo 2.
    • El estudio con 59 personas con diabetes de tipo 2 descubrió que la combinación de canela, calcio y zinc no mejoró la presión sanguínea.
    • Cuando los investigadores analizaron muestras de la canela común (cassia) en venta en los almacenes europeos, hallaron que muchas muestras contenían cumarina, una sustancia que puede causar o agravar la enfermedad hepática en personas susceptibles. Además, el consumo de altas cantidades de canela que contiene cumarina es particularmente peligroso para quienes toman anticoagulantes ya que aumenta la probabilidad de sangrado.
  • En estos momentos los investigadores estudian si el gingseng asiático y el ginseng norteamericano ayudan a controlar los niveles de glucosa. Por el momento, las revisiones de investigación y los estudios clínicos indican que no hay suficientes pruebas para respaldar su uso.
  • Otros suplementos dietéticos que se estudiaron para la diabetes incluyen: aloe vera, melón amargo (cundeamor chino o calaica), hierbas medicinales chinas, fenogreco (alholva), ajo, Gymnema sylvestre, cardo lechero, ortiga, opuntia (nopales), y batata o camote.
  • No se ha comprobado la eficacia de ninguno de estos suplementos.

Inocuidad

En general, la información sobre la inocuidad de los suplementos de hierbas para las personas con diabetes no es concluyente o no está disponible. Las interacciones entre las hierbas y los medicamentos convencionales para la diabetes no han sido bien estudiadas y podrían presentar un riesgo para la salud. Por ejemplo, la canela podría agravar la enfermedad hepática e interactuar con los anticoagulantes.

Magnesio

El magnesio está presente en muchos alimentos como el cereal integral, las nueces y las hortalizas de hojas verdes. Es esencial para que el cuerpo sea capaz de procesar la glucosa. La deficiencia de magnesio puede aumentar el riesgo de tener diabetes.

  • Los estudios clínicos no han comprobado que el magnesio ayude en el manejo de la diabetes.
  • Un meta-análisis realizado en 2011 examinó los resultados de 13 estudios que observaron la cantidad de magnesio que la gente recibía de su dieta, ya sea mediante suplementos o alimentos, y su riesgo de tener diabetes. El hallazgo de este análisis fue que quienes consumían menos magnesio corrían mayor riesgo de tener diabetes.
  • Dentro de este meta-análisis de 2011, había un estudio clínico amplio realizado en 2007 que halló que las personas que comían más fibra de cereal y alimentos ricos en magnesio corrían menos riesgo de tener diabetes de tipo 2.
  • Según el meta-análisis sobre el magnesio proveniente de alimentos o suplementos, las personas cuya dieta era rica en magnesio tuvieron un 15 por ciento menos de riesgo de tener diabetes de tipo 2.

Inocuidad

No se informó de efectos secundarios graves en los estudios que dieron suplementos de magnesio a las personas con diabetes durante 16 semanas. Sin embargo, no se ha establecido la inocuidad del consumo a largo plazo de los suplementos de magnesio para las personas con diabetes. Las dosis altas de magnesio en los suplementos pueden causar diarrea y cólicos estomacales. Las dosis muy altas (de más de 5.000 mg al día) pueden ser letales.

Vea más información sobre el magnesio en la hoja informativa de la Oficina de Suplementos Dietéticos (ods.od.nih.gov/factsheets/Magnesium-DatosEnEspanol).

Omega-3

Según una revisión sistemática llevada a cabo en 2008, los suplementos de omega-3 no ayudan a las personas con diabetes a controlar su nivel de azúcar en la sangre. Un estudio en 2012 que combinó un meta-análisis y una revisión sistemática buscó un posible vínculo entre el consumo de mariscos o plantas con omega-3 y el riesgo de diabetes de tipo 2. El estudio encontró pocas pruebas de que estas fuentes de omega-3 influyan en el riesgo de tener diabetes.

Inocuidad

  • En general, los suplementos de omega 3 no tienen efectos secundarios negativos. Cuando estos ocurren, comúnmente son síntomas gastrointestinales leves, como expulsión de gases por la boca, indigestión o diarrea.
  • Pero los suplementos de omega-3 pueden prolongar el tiempo de sangrado (el tiempo que tarda un corte en coagular o dejar de sangrar). Es muy importante que quienes toman medicamentos que afectan el tiempo de sangrado (como anticoagulantes o medicamentos antiinflamatorios no esteroidios) consulten al médico acerca del uso de suplementos de ácidos grasos omega-3.
  • Para informarse más acerca de los suplementos de omega-3, vea la página del NCCIH: nccih.nih.gov/health/omega3/.

Vitaminas

  • En estudios que incluyen, entre otros, una revisión de investigaciones en 2010 y un estudio clínico en 2009, no se comprobó que el consumo de los suplementos de vitamina C fuese útil para la diabetes.
  • La investigación sobre el uso de suplementos de vitamina D y de calcio no es concluyente.
    • Tomar suplementos de vitamina D en combinación con calcio aparentemente reduce el riesgo de tener diabetes de tipo 2, según una revisión sistemática y un meta-análisis en 2007.
    • En un estudio clínico en 2008 que siguió por 7 años a 33.951 mujeres posmenopáusicas, los suplementos de calcio con vitamina D no surtieron mejor efecto que un placebo con el fin de reducir el riesgo de tener diabetes.
    • Según un meta-análisis en 2012, el riesgo menor observado en algunos estudios en personas que consumen más calcio podría deberse a que estas personas también ingieren una mayor cantidad de magnesio.

Inocuidad

El consumo excesivo de calcio podría interferir con la capacidad del cuerpo de absorber hierro y zinc. Además, los suplementos de calcio pueden interactuar con ciertos medicamentos.

Vea más información sobre el calcio en la hoja informativa de la Oficina de Suplementos Dietéticos (ods.od.nih.gov/factsheets/Calcium-DatosEnEspanol/).